Portafolio

6.9.05

Enseñando a pensar


Ensayo nº 2

Tema : Enseñando a pensar
Fecha : 6 de Septiembre 2005
Nombre : Paula González M

El artículo trata sobre una anécdota de un conocido físico danés, premio Nobel de Física en 1922, Niels Bohr. Cuenta cómo a través de una simple respuesta en una prueba pudo demostrar que a él le habían enseñado a pensar.
Él debía responder una pregunta sobre la altura de un edificio con la finalidad de ocupar todos los conocimientos adquiridos en la clase, pero no fue eso lo que él hizo precisamente: pensó otra manera de obtener esa altura, sin necesidad de aplicar la física. Esto causó gran revuelo entre sus profesores, ya que a pesar de que la respuesta era buena, no era posible medir sus conocimientos. No sabían si poner la nota máxima o restarle puntos, y entonces decidieron darle una segunda oportunidad pero que esta vez utilizara esos conocimientos adquiridos. Fue así como este alumno tuvo seis minutos más para responder a esa pregunta. Pero como si no supiera, Neils no contestaba, pasaron cinco minutos y él aun no respondía nada en su prueba. Entonces, él explicó que en su cabeza habían muchas respuestas a este problema pero que no lograba decidir cuál era la mejor, hasta que finalmente se decidió y entregó su respuesta obteniendo la máxima calificación.
Lo que en nuestra cabeza no logramos entender, así como el profesor de Bohr, es que lo importante no es aprenderse unas cuantas fórmulas de memoria, sino que debemos sobre todas las cosas aprender a pensar. Así Neils Bohr nos enseñó que gracias a que le habían enseñado a pensar, él pudo triunfar en la vida y aportar grandes cosas a la humanidad.

De esta gran historia y gran ejemplo puedo sacar muchas enseñanzas para mi vida y en especial para mi carrera, ya que el fundamento mayor para poder enseñar es primero aprender todo lo que sea necesario y luego transmitir todos los conocimientos a los alumnos, y para eso es tremendamente eficaz este método de aprendizaje: saber pensar. De esta manera será posible que los alumnos estén capacitados para enfrentar cualquier tipo de problema sin necesidad de aprender fórmulas, leyes, etc. sino con la sola ayuda de la capacidad de pensar.
Pitágoras, Euclides, Bohr y muchos otros nos demuestran que para triunfar en la vida sólo es necesario pensar.

DE Paula at 2:04 p.m.