Portafolio

8.9.05

Un poco de mí...



Mi vocación y cómo llegué a descubrirla

Fecha: 8 de Septiembre 2005
Nombre: Paula González M

Muchas veces no nos damos cuenta de la trascendencia de nuestras acciones y sin querer hacemos daños irreparables a otras personas, muchas veces a las personas que queremos. Sin embargo, a lo largo de la vida vamos mejorando nuestros modos y haciendo de la vida de los demás vivencias más llevaderas y tranquilas.
Hace tres años me di cuenta que quería influir positivamente en la vida de los demás de una manera sencilla, en lo más importante de cada persona, en su educación. Es por ello que tomé la decisión de estudiar pedagogía en matemáticas… quería ser profesora y poder ayudar un poco al crecimiento de la sociedad, pero no solamente enseñar números sino educar. Enseñar valores, como los que alguna vez me habían enseñado a mí. Valores tan importantes como la solidaridad, la sinceridad, el orden, la alegría, el optimismo, la humildad, la sencillez… Entonces, puse todo de mí para poder entrar a la mejor universidad en este ámbito (según mi parecer), a la Universidad de Concepción.
Rendí normalmente la PSU y aun teniendo miedo de no lograr mi meta, recibí la gran noticia de ser una de las primeras seleccionadas en esta carrera, en esta Universidad, en este… mi sueño.
Y entonces, comenzó la tarea: comenzó el estudio, el sacrificio, la entrega… pero también comenzó la amistad, el cariño, el conocer a tantas personas que sin duda marcan y seguirán marcando una profunda huella en mí… compañeros que en estos cortos meses ya me han ayudado a crecer y a valorar tantas cosas de la vida, que antes ni siquiera tomaba en cuenta. Números, reglas, ecuaciones, tantas cosas que a veces ni entiendo pero sé que debo aprenderlas para en un futuro poder enseñarlas. Electivos, complementarios, ramos obligatorios, ramos de oyente… tantas cosas nuevas que jamás imaginé y sin embargo, ahora tengo tanto más para entregar y tanto más que poder aportar. Ahora más que nunca siento que esta es realmente mi vocación, y agradezco nunca haber tomado en cuenta tantos comentarios que tuve que escuchar, comentarios que me hacían pensar que esta no era una carrera buena, que no era rentable, que mucho mejor era una ingeniería. Ahora sí agradezco haber tenido las cosas claras.
Creo que estos seis meses en la Universidad quedarán guardados como los mejores meses de mi aprendizaje, porque ya no solo se trata de aprender de los números, sino que ya nos referimos a aprender de la vida, de las personas y de las experiencias que cada vez me enseñan más cosas que nunca puedo olvidar.
De aquí a cinco años más aproximadamente y si Dios quiere podré comenzar mi gran tarea y cumplir mi sueño de cambiar un poco el sentido del mundo.

DE Paula at 4:27 p.m.

1 Comments:

Publicar un comentario

<< Home